CAPITALISMO
DEFINICION
El capitalismo es un sistema económico y social caracterizado por una estructura de intercambios complejos, realizada en el mercado, que afecta a productos y trabajadores; la unidad productiva básica del capitalismo es la empresa, cuyo objetivo es el máximo beneficio; el capitalismo implica una distinción fundamental entre la propiedad de los medios de producción que, en última instancia son de la empresa, y los trabajadores, sustancialmente ajenos a esa propiedad.
external image capitalismo%2Bmoderno.jpg

*Libre iniciativa: el interés individual es el promotor de todas las actividades económicas. Pero los mecanismos internos de la economía hacen que el interés individual acabe favoreciendo el interés general de la población.*Ley de la oferta y la demanda: una producción excesiva hace bajar los precios y, por tanto, los beneficios; los empresarios reducen la producción para restablecer el equilibrio. Si la demanda supera a la oferta, los precios suben y eso estimula a los empresarios a producir más.*Ley de la competencia: la competencia entre los diversos empresarios incita a producir más barato. Esta lucha por reducir los costes de producción es un constante estímulo para la mecanización y la renovación tecnológica.

ORIGEN CAPITALISMO
Apareció en Inglaterra durante el s. XVII sustituyendo al feudalismo.

  • Intervinieron aspectos que respondían a la decadencia del sistema feudal ante los grandes cambios que se habían iniciado por Europa desde la época del Renacimiento.

  • Influyó también la expansión del comercio y de los intercambios internacionales, asociada al inicio de los grandes viajes transoceánicos (llegada de metales preciosos americanos durante los siglos XVI y XVII a Europa)
à Objetivo: intercambiar bienes y no en producirlos

  • Existencia de mano de obra barata dispuesta a ofrecer su potencial de trabajo al capitalista.

  • Lucha de los parlamentos contra los monopolios y el poder arbitrario de la corona unida a las nuevas concepciones religiosas derivadas de la reforma protestante, que apoyaban el ahorro, el crédito y el trabajo productivo pero que favorecía la expansión del capitalismo creando un nuevo marco institucional, político y cultural favorable.
external image 69-175.jpg
La revolución industrial de fines del s. XVIII y primera mitad del s. XIX dieron final al periodo de formación del capitalismo moderno y se dio lugar al capitalismo industrial.

TIPOS

-C. LIBERAL: A finales del siglo XVIII, algunos países europeos iniciaron una gran transformación tecnológica de los medios de producción y de la organización de la producción es lo que conocemos con el nombre de revolución industrial.
La fábrica y la máquina de vapor fueron los símbolos de esta revolución en ella se establecieron las bases del capitalismo esta revolución afectó a la economía y repercutió en la organización social o política. Los dos rasgos más característicos de este capitalismo son:
• Las fábricas eran de tamaño reducido y ocupaban un pequeño número de trabajadores. La propiedad y el capital eran, en la mayoría de los casos, de origen familiar.
• En segundo lugar, en esta época se defendió con más ahínco la idea de la libertad económica a ultranza, de ahí el nombre de capitalismo liberal.

-C. FINANCIERO: Tuvo lugar desde 1870 hasta 1914. El crecimiento económico de esta época fue ligado a la aparición del capital financiero, fruto de la unión del capital industrial, el bancario y bursátil. El capital financiero surgido de la necesidad de encontrar nuevas fuentes de financiación, un ya que las empresas necesitaban un mayor volumen de capital para incorporar las innovaciones tecnológicas y para facilitar la concentración. La concentración empresarial tenía como objetivo controlar el mercado y, por lo tanto, limitar la libre competencia. Los cárteles, trust y monopolios son formas de concentración industrial que aparecieron en esta época. Los bancos y la Bolsa, financiaron las nuevas inversiones
-NEOCAPITALISMO: Las características y el alcance de la crisis produjeron una transformación en el sistema económico, a lo que se llamó neocapitalismo o nuevo modelo económico.
El primero de los cambios fue la intervención del Estado, con medidas legislativas y como inversor. Economistas como Keynes defendían que el Estado debía de proporcionar un nivel de vida suficiente y aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores.
Las nuevas medidas tomadas impulsaron una etapa de reactivación económica y de mejora de las condiciones de vida, que conocemos como estado de bienestar. Los Estados generalizaron servicios como la educación, la sanidad, las prestaciones por desempleo o por las del paro. Esto tuvo como consecuencia la creación de un sector público.


Adam Smith (1723-1790) – nacido en Kirkcaldy (Escocia)

Economista y filósofo británico, cuyo famoso tratado Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones, más conocida por su nombre abreviado de La riqueza de las naciones (1776), constituyó el primer intento de analizar los factores determinantes de la formación de capital y el desarrollo histórico de la industria y el comercio entre los países europeos, lo que permitió crear la base de la moderna ciencia de la economía.
Muchas de sus enseñanzas fueron recogidas en una de sus obras más conocidas, Teoría de los sentimientos morales (1759). Defendían una doctrina económica y política basada en la primacía de la ley natural, la riqueza y el orden, Smith llegó a concebir su propia y original doctrina y teoría económica.
Desde 1766 hasta 1776 residió en Kirkcaldy y Londres, dedicado a la redacción de La riqueza de las naciones, cuya publicación es señalada por muchos analistas como el momento en que la economía se convirtió en una ciencia independiente de la política.
fue honrado con el nombramiento de rector honorífico de la Universidad de Glasgow. Falleció en Edimburgo el 17 de julio de 1790.
En La riqueza de las naciones, Smith realizó un profundo análisis de los procesos de creación y distribución de la riqueza. Demostró que la fuente fundamental de todos los ingresos, así como la forma en que se distribuye la riqueza, radica en la diferenciación entre la renta, los salarios y los beneficios o ganancias. La tesis central de este escrito es que la mejor forma de emplear el capital en la producción y distribución de la riqueza es aquella en la que no interviene el gobierno, es decir, en condiciones de laissez-faire y de librecambio. Según Smith, la producción y el intercambio de bienes aumenta, y por lo tanto también se eleva el nivel de vida de la población, si el empresario privado, tanto industrial como comercial, puede actuar en libertad mediante una regulación y un control gubernamental mínimos. Para defender este concepto de un gobierno no intervencionista, Smith estableció el principio de la “mano invisible”:
En su famoso tratado La riqueza de las naciones, Adam Smith sostenía que la competencia privada libre de regulaciones produce y distribuye mejor la riqueza que los mercados controlados por los gobiernos. Desde 1776, cuando Smith escribió su obra, su razonamiento ha sido utilizado para justificar el capitalismo y disuadir la